Un itinerario que nos lleva por los lugares más imprescindibles de las islas Hawái. Honolulu, Kona y Maui, una isla mágica considerada de las mejores del mundo para los viajeros. Posibilidad de realizar una extensión a Kauai, conocida como la isla jardín

 

Hawái es un archipiélago situado en medio del Océano Pacífico que conforma uno de los estados insulares de los Estados Unidos. Con una población total de 1.211.537 habitantes, este conjunto de islas representa uno de los destinos turísticos más importantes de la Polinesia. Su capital es Honolulu, que es, a su vez, la ciudad más grande y poblada de toda la isla (ubicada en la isla de Oahu).

A su vez, Hawái es el nombre que recibe la isla más grande de este archipiélago; seguida en orden de importancia, por Niihau, Lanai, Mauí, Kahoolawe, Molokai y Oahu

Este archipiélago comparte algunos parecidos con muchas de las islas perdidas en medio del océano: la composición de su suelo. Son islas volcánicas que poseen condiciones ambientales únicas en el mundo y, debido a ello, también cuentan con una fauna y flora endémica, que vale la pena conocer.

Hawái es un destino recomendable para cualquier época del año, aunque algunos meses en verano pueda llover unas horas al día ya que es una zona de clima tropical, pero aun así merece la pena. Si quieres evitar las temporadas más altas donde este archipiélago y sobre todo sus islas principales se llenan de turistas, sus temporadas altas son Navidad, Semana Santa y los meses de julio y agosto, pero aun así merece mucho la pena realizar este viaje a un lugar tan paradisiaco y probablemente sean uno de los archipiélagos más bellos del planeta donde podrás realizar gran variedad de actividades.

El idioma oficial es el inglés, pero el idioma nativo es el malayo-polinesio, aunque no se habla mucho ya.

Debido a que Hawái es un estado dentro del territorio de los Estados Unidos es necesario solicitar el visado como turista ESTA. En TENGO TU VIAJE nos encargaremos de todos los tramites

En cuanto a los gastos durante el viaje: es un destino relativamente económico, comer no es caro (gran variedad de comida asiática). Su moneda local es el dólar americano, y hay costumbre de dejar propina entre un 10-15% en los restaurantes, bares, taxis, etc.

Es un destino idílico para lunas de miel, viajes en pareja, pero también para viajes con amigos o en familia ya que hay además de fantásticos hoteles y playas una gran variedad de actividades en las islas: buceo, snorkel, kayak, windsurf, surf, senderismo, paseos en barco, baño con delfines, visitas en helicóptero, etc.