Centro Europa

Praga

Praga

Se trata de una ciudad histórica, en el corazón de Europa, con huellas de todas las guerras importantes que han sucedido en el siglo anterior. Se puede disfrutar de lugares emblemáticos, históricos y también turísticos. Una ciudad encantadora, que te hará transportarte en la historia y disfrutar.

Los diferentes distritos y zonas de la ciudad son todas interesantes, y veremos los lugares más importantes que podremos disfrutar en cada una de ellas. En esta ciudad podremos disfrutar durante todo el día, tanto haciendo turismo por todos los lugares, así como también degustando y bebiendo la cerveza de la ciudad.

En primer lugar, no podemos irnos sin visitar la plaza de la Ciudad Vieja. Lugar en el que se encuentra el famoso reloj astronómico que veremos en un lateral de la iglesia en una de las calles que llevan a la plaza. Los espectáculos los podremos ver cada hora.

Podremos visitar la Iglesia de Tyn, la de San Nicolás, que se encuentran en la misma plaza, así como pasear por el mercado, que durante el invierno podremos disfrutar del mismo en la misma plaza.

Visitaremos el ayuntamiento, así como subir a la torre, desde la cual podremos observar todo el encanto de la ciudad. En esta zona, la más turística de toda la ciudad, se encuentra también la Casa Natal de Kafka que podremos visitar.

Barrio Judío

El Barrio Judío, también conocido como Josefov, es una de las zonas históricas, convertida en el gueto judío durante la Segunda Guerra Mundial. Tiene una gran carga histórica, en el que podremos visitar el cementerio y museo Judío. Así como la Sinagoga Española. La mayoría de comercios en este barrio cierran el sábado.

El Puente de Carlos y el Castillo de Carlos

Para conseguir la mejor foto, iremos al Puente de Carlos, maravillosa vista al amanecer.

Podremos ir paseando hasta Malá Strana, barrio gótico situado en los bajos del castillo. Aquí también podremos disfrutar del funicular, y subir a la torre de Petrin.

En el castillo de Praga, se recomienda ir a primera hora de la mañana para poder verlo bien, veremos la Catedral de San Vito, el Callejón de Oro, La Basílica de San Jorge o la Iglesia de Loreto.

En la Plaza de Wenceslao conoceremos el búnker nuclear bajo el Hotel Jalta y la Torre de Pólvora.

En el Barrio Nové Mesto, veremos la Casa Danzante de Praga así como también la Iglesia de Anthropoid. Y no podemos perder la oportunidad de visitar la Ciudadela de Vysehrad para conocer la Basílica Minor y Vistas al Moldava.

Viena

Viena

Viena es otra ciudad Europea con un patrimonio histórico y artístico fascinante. Podremos disfrutar de ella paseando a través de su calle circular o utilizando el transporte público como el tranvía. Esta ciudad está muy marcada por la historia, las guerras y los imperios que la han coronado durante siglos. Sus edificios y palacios emblemáticos son lugares imprescindibles para visitar y disfrutar a lo grande.

Centro Histórico

Para comenzar teniendo unas vistas impresionantes de la ciudad podremos subir al Pummerin. Aquí también podremos conocer el edificio más original de Viena el Haas Haus, y pasear por una de las calles comerciales y peatonales de la ciudad llamada Karntner Strasse. Aquí encontraremos también las tiendas de firma y lujo de la ciudad.

Detrás de la catedral está una de las casas en las que vivió Mozart, y en las que compuso sus obras más famosas. De aquí, podemos ir al barrio histórico judío pasando por el Hoher Markt y sacarnos una foto en la Fuente Nupcial.

En el barrio judío podremos homenajear a los judíos que vivieron allí durante la II Guerra Mundial mientras comemos y disfrutamos de bares y restaurantes que es por lo que tiene fama el barrio en la actualidad.

En el Palacio de Schonbrunn veraneaba la familia imperial austriaca, en el que se puede disfrutar de su interior y también de sus maravillosos alrededores -como el zoo más antiguo, llamado Tiergarten-. Como recomendación, no te puedes perder los salones de festejos, el Salón Chino Azul y circular y la Gran Galería entre muchos otros lugares. Te llamará la atención la sencillez de algunas estancias, así como habitaciones que tienen un estilo más rococó. Sobresale ese contraste entre los diferentes estilos de los que podemos disfrutar.

Avenida Ringstrasse y alrededores

Se trata de la calle circular junto a la muralla, y es la calle más importante de la ciudad. Dónde veremos los edificios más emblemáticos y  recomendamos pasear e ir descubriendo todos los lugares más conocidos y famosos de Viena.

El Palacio Belvedere, está realmente dividido en tres museos y uno de ellos ha sido transformado en hotel. Es un conjunto de  maravillosos y preciosos palacios barrocos de los que disfrutaremos mucho.

Seguiremos visitando el Palacio Hofburg, el más grande por tamaño de Viena y es la segunda residencia de la familia imperial también dueña del primer palacio que hemos mencionado. Aquí visitaremos obligatoriamente el Museo de la Princesa Sissi.

Si tenemos más tiempo no podemos perdernos la excursión a Prater. Un antiguo parque de atracciones que hará las delicias de los más pequeños y los más mayores. Su actividad más recomendada es la noria de más de 60 metros de altura. La entrada es gratuita.

Si queremos hacer un alto en el camino y descansar un poco de tanto paseo y palacio, podremos organizar un picnic en el parque Stadpark. Divide el río en dos, y en él podremos ver el monumento de Johann Strauss y atravesar el río por el puente.

Inaugurada en el año 1869, la Ópera de Viena, es el lugar más emblemático de la ciudad. El edificio tiene una historia bastante triste detrás. Por lo tanto, cuando vayáis a visitarlo os invitamos a descubrir la leyenda y averiguar si realmente se trata de un edificio maldito.

Después, podemos llegar al mítico Parlamento de Austria paseando tranquilamente por la calle Ringstrasse. Esta calle, fue testigo de la proclamación de la República, tras la caída del imperio de Habsburgo en 1918.

Hundertwasserhaus

Estas casas tan curiosas están construidas a forma de puzzle y destacan por su enorme colorido. Descubrir y admirar los detalles nos hará descubrir una serie de matices y curiosidades que te dejarán ensimismado.

Budapest

Budapest

Se trata de una ciudad alegre y muy turística en la que se pueden hacer muchos planes y conocer todos los rincones de la ciudad. Desde mercados, hasta monumentos y museos.

Podemos empezar por el edificio monumental del Parlamento. Un edificio precioso inspirado en el Parlamento inglés de estilo neogótico y declarado Patrimonio de la Humanidad.

El monumento de los zapatos, será el siguiente monumento que veremos. Una hilera de zapatos a la orilla del río, que son un homenaje a los asesinados en la Segunda Guerra Mundial -mayoría judíos-, ejecutados en ese punto de la ciudad.

Bastión de los pescadores. Defendido en la edad media por los pescadores, este palacio gris, os ofrecerá unas de las vistas más maravillosas de la ciudad.

En el distrito de Buda nos encontramos la Iglesia de Matías, preciosa de ver, y en la que podremos contemplar eventos religiosos o de otra índole. Cerca de la iglesia, está el Castillo de Buda, un edificio histórico hermoso, en el que podremos disfrutar de dos museos y la Biblioteca Nacional.

La Estatua de la Libertad conmemora la liberación de Hungría por parte de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial.

En la Gran Sinagoga de Budapest es un edificio árabe, en el que encontramos un museo, un cementerio así como un monumento a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

El Museo Nacional de Hungría es el más antiguo de la ciudad que documenta toda la historia desde la prehistoria. Lo rodea un precioso jardín por el cual también merece la pena pasear.

En el centro de la ciudad nos encontramos con el Mercado Central. Un edificio precioso en el que podremos disfrutar de todo tipo de comidas así como comprar diversos regalos y souvenirs. Conectando el Monte Gellért con el Gran Mercado podemos atravesar el Puente de la Libertad.

Los Baños Gellert son uno de los palacios de baños más conocidos de Europa. Son ideales para pasar unas horas de relax.

El Baño Medicinal Széchenyi, tiene aguas termales que son suministradas por dos fuentes. Son buenas tanto para las inflamaciones así como los tratamientos ortopédicos.

El Zoo y el Jardín Botánico son unos de los más impresionantes y antiguos del mundo. Su entrada es totalmente recomendable y podrás disfrutar de todas las especies de animales que te puedas imaginar.

Plaza de los Héroes y la Avenida Andrassy

Una de las Plazas más conocidas y famosa es la Plaza de los Héroes. Que se encuentra al final de avenida Andrassy, en el que podremos contemplar y conocer el Monumento del Milenio. Aquí también podremos disfrutar de dos museo, el de Bellas Artes y el Palacio del Arte.

Castillo de Vajdahunyad es un castillo cuyo estilo medieval te invita a visitarlo y disfrutar de su construcción que en sus inicios era sólo de madera y cartón.