Centro Europa

mercado de comida en Praga

Praga

La gastronomía checa, está muy influenciada por sus vecinos alemanes y austriacos. y así como en al igual que en los países del centro-norte de europa, triunfan las sopas y los platos calientes, -no puedes abandonar Praga sin comer una sopa-. Lo más habitual son la sopa con pollo, la carne (en guiso) o las verduras. En cualquiera de los restaurantes de la ciudad se puede disfrutar de un goulash.

La carne, muy habitual, siempre va acompañada con deliciosas salsas, verduras y patatas, y es común degustar pollo, cerdo, pavo, pato o ternera de vaca. Todas las comidas, estarán acompañadas por unos panes -tipos ñoquis-, que no pueden faltar en cualquier plato.

Los platos del país son la ternera asada, el pato asado o el cerdo con coles. Platos típicos que podrás degustar en cualquier restaurante de la ciudad.

Los pescados son más comunes cerca de los ríos, y los platos típicos serán la carpa o la trucha de río.

Para regar un copioso asado, nada mejor que una deliciosa cerveza. Es barata y suave, y se deja degustar. La cerveza más conocida es la Staropramen, o la cerveza checa que te la venderán en cualquier bar de la ciudad. Si eres más de vino, el blanco originario del país es muy recomendable también para acompañar nuestros platos. Los restaurantes estarán abiertos hasta la medianoche en las zonas más turísticas, pero en el resto de la ciudad no darán de cenar más allá de las 20.30, dónde sólo te servirán té y bebidas.

Schnitzel

Viena

Las influencias gastronómicas de este país están influenciadas, como casi siempre en los países vecinos.

Se disfrutan mucho los platos calientes y los heredados de los países vecinos, tales como el Wiener Schnitzel, un escalope que se come con una ensalada de patata y se trata del plato más típico de Austria. Siguiendo con el gusto por la carne empanada podremos degustar un Schweinebraten, que no son otra cosa que chuletas de cerdo empanadas.

La ensalada típica de Austria es la Backhendl Salat, una ensalada cuasi tradicional pero que incluye también tiras de pollo empanado.

La carne con verduras, sobre todo de buey, también es otro de los que podremos disfrutar en esta ciudad. Como lugar centro europeo también tenemos una sopa caliente llamada Rindsuppe, que es de carne. La Frittatensuppe, es otro tipo de sopa que lleva crepes cortados a tiras y ternera.

Goulash

Budapest

Al igual que en el resto de países centroeuropeos, es común que las comidas típicas húngaras estén influenciadas por la gastronomía de los países vecinos.

No nos podremos ir de Budapest sin probar el Goulash, un plato típico húngaro a base de estofado de carne, zanahoria, cebolla y patata entre otras muchas cosas.

Otro plato típico, será el Debrecziner, un plato con salchichas picantes que se acompañan con verduras o patatas. Un plato delicioso que no podemos dejar de probar.

Y si hablamos de postres dulces, que mejor que un Kurtoskalács, que significa chimenea ya que tiene forma de la misma. Un dulce riquísimo que podemos probar para recoger fuerzas.