No podrás perderte ningún espectáculo con marionetas de agua, ni ninguna excursión.

Lo mejor de Vietnam es su cultura, pero sobre todo sus gentes. Las verás disfrutar en la calle de la compañía de vecinos y amigos. Compartiendo sus comidas en la acera, mientras esquivas motocicletas en manada por la carretera.

Históricamente Vietnam ha pertenecido a China y a Francia, lo que muestra en sus influencias tanto en la religión como en el uso del alfabeto latino, entre otras curiosidades.