Para disfrutar de Japón tendremos que recorrer la isla de norte a sur. Vivir en las ciudades más emblemáticas del país e interiorizar la cultura y gustos de los japoneses. Conoceremos también playas de ensueño en uno de los parajes más bellos al sur de Japón, así como bosques encantados y templos de miles de años.

Tokio

Tokio es la ciudad más grande de Japón y serán muchos los lugares que podremos disfrutar y conocer en esta ciudad, nuestra recomendación es no perderse los más imprescindibles:

Akihabara

El barrio otaku y electrónico de Tokio que no te puedes perder si vas a pasar días en la ciudad. Lleno de tiendas de electrónica como móviles, ordenadores o cámaras. También podremos disfrutar de un gran catálogo de tiendas de videojuegos o disfrazes. Sin duda, sigue siendo la meca de la cultura otaku y es lo que lo hace recomendable y visitable. Con opciones de tiendas duty free, en las que los turistas con visado podrán beneficiarse de grandes descuentos. Sin duda una opción más que recomendable para hacer pequeñas compras o comprar aquello que ya teníamos en mente.

Templo Sensoji
Este templo se encuentra en Asakusa, se trata del templo más antiguo de Tokio, construido en el año 628. Podremos pasear por su interior, así como también conocer y disfrutar de los diferentes rincones y diferentes templos que lo configuran.

Mirador de la Torre Mori
Para muchos es sin ninguna duda el mejor mirador de Tokio. No es el edificio más alto de la ciudad pero eso no impide que desde aquí podamos observar una de las mejores vistas de la ciudad que nos podamos imaginar. Eso sí, elige el día que el cielo esté más despejado para que las vistas desde las alturas sean espectaculares.

El nuevo mercado de Toyosu
En este nuevo mercado, podremos acceder a sus pasarelas y ver desde lejos las subastas de atún tal y como se hacían en el antiguo mercado. Ahora no hace falta tener cita ni número de entrada, sino que simplemente estando un rato antes a la apertura podremos ver directamente todo lo que se acontece dentro. Visita recomendable.

toyosu

Parque Yoyogi
Uno de los mayores parques de Tokio, ubicado al lado del Santuario Meiji. Las curiosidades están unidas a este parque, ya que fue el sitio donde se hizo el primer vuelo a motor de Japón. Durante la Segunda Guerra Mundial, este parque se convirtió en vivienda y lugar de descanso para los soldados estadounidenses. Años más tarde se transformó en villa olímpica para las olimpiadas de 1964.

Odaiba
Se trata de un conjunto de 6 islas, creadas de forma artificial que se construyeron para dotar la ciudad de una protección especial ante los ataques marítimos.

Shinjuku
La modernidad y las luces de neón son todo un símbolo de este barrio de Tokio. Decorado con un ambiente de neón, es el barrio que pretende hacer competencia a Akihabara. En la zona oeste se encuentran los rascacielos más altos de Tokio.

 

Kioto

En la antigua ciudad Japonesa podremos perdernos y ver todo lo que tiene para ofrecernos. Pero sin duda, los lugares imprescindibles de esta ciudad son los siguientes:

Yasaka-Jinja

Barrio Gión y Yasaka Jinja

Yasaka Jinja se trata de uno de los santuarios más bonitos y conocidos de Kioto. Se recomienda quedarse por la tarde para ver a maikos y Geishas por la zona.

 

Kinkaku-Ji y Ryoan-ji

El primero de ellos es conocido como pabellón dorado, sin duda uno de los más importantes y atractivos de Kioto. Merece mucho la pena su visita, pero te recomendamos que lo hagas a primera hora de la mañana. De esta forma evitarás los grandes grupos de turistas que sin duda no se pueden perder esta visita.
El Ryoan-Ji, es un templo Zen que posee el jardín seco más famoso del mundo. Recomendamos sentarse y meditar. Nuestro  cansancio nos lo agradecerá con creces.

 

Río Kamo
Si te queda algo de tiempo, recomendamos un paseo por las orillas del río Kamo para disfrutar de un paisaje de ensueño.

 

Templo Kiyomizu-dera

Imprescindible. Disfrutaremos de una terraza de baile imponente con vigas de madera que están unidas sin clavos.

 

Nikko

NIKKO

Toshogu
Santuario de Toshogu es la visita principal de Nikko, ya que aquí encontraremos el mausoleo de Tokugawa Ieyasu. Construido entre los años 1634 y 1636, por más de 15.000 artesanos y carpinteros de todo el país.

Taiyuin
El el mausoleo de Iemitsu, el tercer shogun del clan Tokugawa y nieto de Tokugawa Ieyasu. El templo es una mezcla de edificios enormes puertas de estilos budistas y sintoístas. Construido entre cedros gigantes que lo hacen todavía más majestuoso y espectacular.

Futarasan

Este templo construido en el 767, era en primer lugar un templo budista, que pasó a ser un santuario sintoísta. Construido en las montañas, es un símbolo de esta religión que tiene su huella en la construcción de sus lugares en montes simbólicos.

 

Okinawa

OKINAWA

Es el destino favorito de los japoneses para escapar del estrés. Es un ejemplo de la modernidad, con edificios altos y coloridos, un monorail de aspecto futurista y miles de bares, tiendas y restaurantes en su calle principal, Kokusai-dori.
También podremos visitar el Parque de la Paz, en el que se cuentan las trágicas historias de los habitantes de esta ciudad durante la ocupación estadounidense.

Islas Tokashiki, Yakushima, Miyako

La primera de ellas, Tokashiki, es muy conocida por sus aguas cristalinas y su paisaje paradisiaco en el que se pueden realizar diferentes aventuras como hacer snorkel y ver muchos de los maravillosos peces de distintos tipos que podemos encontrar en esta zona. También podremos hacer Kayak.

MIYAKO

Yakushima es la isla encantada por excelencia de Japón. Increíble su bosque, en el que la humedad, el musgo los hongos y los árboles Sugi hacen de este paraje imprescindible. Ese encanto tan extraño y curiosos es el que le da el nombre de bosque encantando.
Disfrutaremos de cielos plomizos, niebla y paisajes que nada tienen que envidiar con los de los cuentos o películas. Imprescindible.

En Miyako, que se engloba en estas islas de Okinawa, podremos disfrutar de un clima tropical sin igual, podremos ver corales en el agua, aguas cristalinas y arenas suaves. Tienen las mejores playas del país por lo que se convierte en un lugar idóneo para descansar al final de nuestro viaje, tendremos infinidad de lugares donde pernoctar así como bares y restaurantes en los que comer y comprar lo que necesitemos. La guinda a un viaje inolvidable para conocer Japón desde el norte hasta el sur.