Los japoneses comen mucho, en pequeñas porciones pero muchas veces al día. Ello conlleva que la gastronomía japonesa esté al alcance de todos, sea fácil de llevar, apetecible y asequible cualquier bolsillo y  en cualquier momento del día o de la noche.

Por eso en Japón hay miles de restaurantes, muchísimos puestos de comida callejera, mercados magníficos y supermercados en cada esquina con comida fresca preparada para llevar. Es difícil caminar más de 50 metros en una urbe nipona sin encontrar un sitio de comida. Según la revista Michelin, sólo en Tokio hay más de 160.000 restaurantes catalogados y cerca de 300 estrellas Michelin que avalan el nivel y calidad de su oferta.

japon-comida

Japón es un verdadero paraíso para el paladar. La gastronomía japonesa es capaz de combinar muy diferentes sabores en un mismo plato, y el protocolo que rige las mesas japonesas es de lo más interesante.

Por supuesto, el sushi es el plato estrella de Japón, pero en la calle y en los restaurantes nos podemos encontrar con:

  • Tofu: una especie de queso fresco pero con base vegetal
  • Tsukemono: verduras encurtidas
  • Edamame: judías verdes cocidas
  • Algas: de todo tipo
  • Onigiri: bola de arroz
  • Karaage: pollo frito marinado
  • Tonkatsu: filete de cerdo empanado
  • Katsudon: filete de cerdo empanado servido con arroz
  • Okonomiyaki: tortilla de harina
  • Yakisoba: fideos de trigo
  • Yakitori: pinchos de pollo
  • Gyoza: empanadillas rellenas
  • Takoyaki: rebozados de harina
  • Sopa de miso
  • Soba: fideos finos de trigo
  • Ramen: fideos originarios de china que se sirven en sopa caliente
  • Udon: fideos gruesos
  • Mochi: postre de pasta de arroz
  • Matcha: té verde japonés
  • Sake: licor típico de arroz